Volver a Informativos

Informativos

30-07-2004

ENARGAS aconseja: Prevengamos los accidentes por monóxido de carbono 

El monóxido de carbono es un gas producido por la combustión incompleta de los combustibles. El mayor peligro de este venenoso gas, radica en la imposibilidad de su detección a través de los sentidos. El monóxido de carbono es incoloro, inodoro e insípido, aunque suele creerse erróneamente que es detectable a través del olfato. Una de las causas de su  origine está en el mal estado de las instalaciones, insuficiente ventilación o instalación de artefactos en lugares inadecuados.

El monóxido de carbono, se combina con la sangre a través de los pulmones mucho más fácilmente que el oxígeno. De acuerdo con el tiempo de exposición puede provocar desde dolores de cabeza, desmayos y hasta la muerte. Aún con poca cantidad de partículas y una exposición relativamente breve produce daños irreparables. En ocasiones, los fallecimientos por monóxido de carbono suelen ser atribuidos a escapes de gas, sin embargo, es preciso aclarar que el gas natural (metano) no es tóxico en el sentido académico de la palabra ya que las moléculas de metano no son solubles en agua por lo que no pasan a la sangre por via mucosas pulmonares; pero sí es asfixiante, esto es, cuando desplaza al aire del ambiente.

Algunos consejos útiles

Existen dos formas básicas de evitar los accidentes: respeto por las normas de instalación y revisión periódica de los artefactos.

Permita siempre el ingreso de aire al ambiente desde el exterior, suficiente como para renovarlo, a veces una rendija puede salvarnos la vida. Verifique que la llama de los artefactos sea azul. Si es de otro color (amarillo o tonalidades anaranjadas o rojas) está funcionando en forma defectuosa, produciendo cantidades anormales de monóxido de carbono. Llame enseguida a un gasista matriculado para que verifique el artefacto y la ventilación. Recuerde que con un artefacto bien calibrado se obtiene un rendimiento calórico mayor: esto significa mayor economía.

No coloque calefones en baños o dormitorios. Las normas establecen que en baños y dormitorios sólo pueden instalarse artefactos de tiro balanceado. Las estadísticas nos muestran que el 72% de los accidentes fatales se deben a calefones con funcionamiento incorrecto. La mayoría de los casos fatales tuvieron su origen en conductos defectuosos. El uso de hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente es sumamente peligroso, es una costumbre de debemos desterrar.

Revisión de artefactos e instalaciones

La revisión debe contemplar la calidad de llama ‑que siempre debe ser azul‑  y los conductos de reposición de aire y evacuación de los productos de la combustión (chimenea). Esta tarea, no insume un costo importante y puede salvar muchas  vidas.

Es indispensable que las salidas de los gases al exterior estén libres de obstrucciones colocadas en forma reglamentaria. Suele suceder que los pájaros anidan y obstruyen los conductos; ocurre también que los conductos son retirados para trabajos de limpieza o pintura y que luego no son correctamente colocados y esto, puede ser fatal.

Recuerde: todos los accidentes por inhalación de monóxido de carbono son evitables. El ENARGAS hace extensivo estos consejos a quienes utilizan el gas en garrafas, leña u otros combustibles.

 

Diseñada para pantalla 800x600

Desarrollo web: Web+