Volver a Informativos

Informativos

28-2-2005

Nuestro "Gran Hermano" Aguas Argentinas
Ni George Orwel hubiera imaginado cuántas veces se reprodujo su novela “1984”, en la vida de las personas. El “Gran Hermano” de dicha novela, ha sido emulado y mejorado en infinitas oportunidades. Siempre demostrando su frialdad, su falta de respeto a las personas a sus bienes y por sobre todo al bien supremo de la humanidad: la vida. Oh casualidad, la Argentina de comienzos del siglo XXI viene sufriendo sin solución de continuidad la existencia de estos personajes. Hoy se han encaramado con una fuerza superlativa en la vida de millones de personas que habitan esta magnífica Nación. Nos mira desde lejos ayudado y multiplicado con sus esbirros nativos, algunos que supieron ocupar el sillón de Rivadavia en 1990 y que colaboraron con su presencia hoy. Nos ve como va ocupando lenta y firmemente nuestra “casa”. Nos vigila que no podamos mejorar nuestra salud. Nos vigila que no podamos mejorar y usar nuestro ambiente. Y por sobre todo vigila que sus intereses no sean puestos en discusión. Pero el resultado es nefasto, no solo en nuestro ambiente, sino en nuestra salud sanitaria y social de toda la población.
Me refiero, oh lector, al AGUA. Sí, al agua, y nuestro “Gran Hermano” es AGUAS ARGENTINAS S.A. Veamos: Lo apaña en primer término el gobierno de uno de los países poderosos del globo: FRANCIA, pero como si eso fuera poco lo sustenta el organismo financiero mas importante de la tierra: el Banco Mundial. 
Y nos vigila: 
a) Que no podamos tomar agua, liquido vital que existe en demasía en nuestro suelo, sin antes darles pingues ganancias a sus arcas y por sobre todo AL MAS BAJO COSTO; 
b) Nos vigila que no podamos hacer las obras de infraestructura sin antes aceptar cerradamente y sin protestar todos los extremos de sus apetencias financieras; 
c) Nos vigila que seamos demandados y condenados por que se le alteró su ecuación financiera, poca inversión máxima ganancia. Todo ello ante el Tribunal que manda su socio el Banco Mundial (Tribunal del CIADI). Pero esto no es todo, los perjuicios que este “Gran Hermano” ocasiona es de una envergadura que pone hoy en riesgo la vida de millones de seres humanos, en la Capital Federal, Conurbano Bonaerense y en varias provincias donde a tendido sus tentáculos. 
Así: 
1) Falta agua, con el consiguiente peligro a la población, dado que el mismo es un elemento vital y necesario para las personas, es el resultado de la falta de inversión con la anuencia de los funcionarios que se ocuparon de garantizarle las ganancias al comenzar su contrato, 
2) Espió a la Argentina antes de la privatización por lo que sabe que es mas barato extraer agua del Río de la Plata que de los pozos perforados y los tapo, obtenida la concesión, sin solución de continuidad, produciendo un grave perjuicio con la elevación a ras del piso de las napas friáticas; 
3) No realizó las obras de infraestructura que debía, poniendo en riesgo no solo la provisión de agua potable sino la red cloacal; 
4) No amplió la red cloacal, a pesar que debía realizar la obra de la 4° cloaca madre, con lo que mas del 60% de la población del Conurbano Bonaerense no posee cloacas 
5) Con la elevación de las napas que se mezclan con los desechos industriales y los pozos ciegos, ante la falta de cloacas, a puesto en riesgo sanitario a la población, atento haber aparecido bacterias en las napas, que entre otras enfermedades producen hepatitis (en los últimos años se declararon en chicos de varias escuelas), a mas de una situación social que obliga a que la población viva sobre materia fecal en las calles o el suelo de sus casas, (recordando que mas del 60% vive sin cloacas); 
6) Con el problema de las napas en barrios enteros se han localizados casas destruidas, agravando el problema sanitario y ambiental de la población donde se encuentra la empresa de Aguas; 
7) Ante este colapso las cuencas acuíferas (Matanza Riachuelo, entre otros) se encuentran desbordados y en muchos casos salen de sus causes en las grandes lluvias anegando las zonas bajas, medias, altas y las que en su mayoría tienen la materia fecal por las calles. Obligando a hacer grandes obras de infraestructura sobre estas cuencas que o están parcializadas o no se pueden hacer por falta de fondos; 
8) Como es una empresa que sabía lo que producía su accionar en el ambiente y con la presión de uno de sus socios Banco Mundial, evita que el Gobierno de la Argentina puedan hacer las obras de infraestructura necesaria, presionando para que se le renegocie el contrato con aumentos, para luego liberar los fondos a la Nación, obligando a los habitantes a vivir al borde del riesgo sanitario, colapsando la paz social y empujando a mas personas a la miseria moral y económica. 

No importa todo esto, el interés del “Gran Hermano” es “La Casa Tomada” (Argentina) que sus habitantes le garanticen sus ganancias a cualquier costo, aunque los chicos jueguen en calles con materia fecal, o en los pisos de sus casas deban colocar sus juguetes en pisos totalmente contaminados o en la escuela su pupitre corra contaminaciones que produzcan enfermedades que le impidan la vida. 
No importa, la ganancia es primero. Han tomado la Casa (parangonando a Cortázar) y debemos resolver si se lo permitimos. Vivimos en una total desidia con empresas dueñas de nuestra Casa, tomaron el agua y nuestra vida misma, no nos permiten mejorar, nos empujan a la miseria. Es imposible un futuro en estas condiciones, no se trata de delirios sino de situaciones reales diarias y comprobables. 
El patrimonio de los habitantes está disminuido por los daños por el accionar directo de este Gran Hermano, el ambiente esta cada vez más envenenado y la salud en total riesgo. Es hoy el día que debe ser una razón de Estado. Se debe rescindir el contrato a Aguas Argentinas y ésta indemnizar todas los graves daños que causó y devolver la plata que debe por no prestar el servicio. El Juicio ante el Banco Mundial (CIADI) que se lo pague su socio y que nos devuelvan la vida. 
Este es el momento en que todos los habitantes tomemos conciencia de la grave situación en que han puesto a nuestra vida y que tome razón nuestro Gobierno transformando un problema de Estado la inmediata rescisión del contrato con Aguas Argentinas S.A. Por fin marchemos todos contra esta escandalosa concesión que perjudica gravemente la salud, el ambiente y el patrimonio de millones de personas. 
Desde esta Asociación propugnamos la firma de un petitorio para que se resuelva dicho contrato, dado que existen razones jurídicas y fácticas suficientes para la rescisión del contrato con el pago de los daños a la población en general, además de la devolución de las multas y cargos que adeuda esta empresa a los usuarios.


Dr. Osvaldo Héctor Bassano
Presidente A.D.D.U.C.
29 de Setiembre 1960, 1° piso, Of. 46 
Lanús – 4241-2949
www.ducba.com.ar 
bassano@calz.org.ar 

 

Diseñada para pantalla 800x600

Desarrollo web: Web+