Volver a Informativos

Informativos

25-4-2005

El estado de los trenes vuelve a generar preocupación
Por Diario La Unión 


Después de una semana con accidentes y muchas especulaciones, el estado de los trenes volvió a la primera plana. En Lanús, una organización de defensa de los consumidores denunció falta de mantenimiento en la ex Línea Roca. En la Cámara de Diputados se debate por los subsidios. 


LUEGO de una serie de accidentes y desperfectos en los trenes, sucedidos en la última semana, el tema del estado de los ferrocarriles volvió a quedar en el tapete.

El accidente que se produjo en la estación Sarandí, cuando dos formaciones diesel chocaron dejando unos 50 heridos, desnudó una serie de falencias técnicas que preocupan. Además, no sólo la ex Línea Roca tiene problemas. La semana pasada la empresa que concesiona el servicio de las ex líneas Mitre y Sarmiento entró en concurso de acreedores, en medio de una serie de especulaciones y pedidos de renuncia.

Especialistas consultados por LA UNION se mostraron preocupados por el estado de los trenes y temieron que en cualquier momento "se produzca un accidente de dimensiones significativas".

En este sentido, las estaciones y formaciones que componen la ex Línea Roca son desde hace tiempo materia de quejas. Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUC), denunció a LA UNION que "la situación del material rodante, señalización y medidas de seguridad operativas se encuentran en total emergencia".

"El accidente ocurrido en la estación Sarandí, de la ex Línea Roca, no hace más que reafirmar las constantes denuncias que se vienen realizando. Lo peor es que en vez de asumir la responsabilidad por el total abandono de la línea por parte de la empresa, comienza a culpar a empleados, siendo que la situación de todo el sistema es caótica", explicó Bassano.

Para el presidente de ADDUC, "todos los ramales tienen las vías sin el debido mantenimiento, poniendo en riesgo de accidentes todas las formaciones que corren, mientras que los vagones, tanto el eléctrico como el traccionado, se encuentran también sin el debido mantenimiento, a más con reparaciones no acordes, poniendo en riesgo a las personas que usan el servicio".

Bassano afirmó que "las ruedas de los vagones están fuera de los milímetros que internacionalmente son necesarios como medida de seguridad, por lo que son aptas para la ocurrencia de todo tipo de accidentes". 

El papel del Estado

El sector ferroviario privatizado recibe anualmente 700 millones de pesos de subsidios directos por parte del Estado Nacional, a través del Fondo Vial.

Los subsidios y las compensaciones a ese sector del transporte se otorgan a través del Fondo Vial, creado para administrar obras de infraestructura y reducir o eliminar peajes, y el presupuesto nacional.

Un informe presentado en la Cámara de Diputados por el legislador por el Partido Socialista, Ariel Basteiro, en representación de Foro Argentina, revela cómo se distribuyen los fondos estatales y sostiene que la ponderación actual fue hecha "para beneficiar a grandes empresas de transporte de pasajeros".

El Fondo Vial está constituido por organismos como el Sistema de Infraestructura de Transporte (SIT), al que Basteiro acusa de destinar la mayor parte de los fondos al pago de las compensaciones a los concesionarios de los corredores viales y "muy poco" a obras de infraestructura, cuando el objetivo inicial era el inverso.

El diputado asegura, además, que "las consecuencias de la política de subsidios son nocivas y distorsivas" para el sector de transporte porque "beneficia a las grandes empresas, en desmedro de las pymes del sector".

 

Diseñada para pantalla 800x600

Desarrollo web: Web+